Sin Querer Danzo Bajo La Media Luna

1001 Nights

Abrazada en el manto de su luz soy estrella deslumbrante. Sus destellos iluminan caminos de misterio y encanto, que revelan secretos de aquella semilla arrojada una vez en el desierto. Las monedas de mi cinturón resuenan alegres mientras corro tras un llamado hechizante, lejos hacia lo desconocido, entrando en un cuarto sostenido por pilares de oro macizo. Se abre frente a mí un portal hacia un pasado extraordinario, y al otro lado se oyen voces que cuentan leyendas de un paraíso perdido—de jardines y palacios—morada de fascinante fiereza.
Sumergida en cuentos de héroes y conquistas, no me percataba del calor que se acercaba. Una columna de fuego había aparecido en aquel lugar, consumiendo todo lo que tocaba. Pensé que se trataba de un espejismo, pero la gran llama también hablaba. Como un trueno se escuchó sobre aquel mítico paisaje; “No existe oasis en medio de dos mundos,” dijo. Y ardió el manto, se razgaron mis velos.

Sin querer danzo bajo la Media Luna.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s